SERVICIOS DE LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO EN SEVILLA

ATENCIÓN AL CLIENTE: Teléfono 955 794 109

Cómo limpiar la azotea

En las próximas fechas entraremos en un periodo de lluvias y seguro que queréis saber cómo limpiar la azotea de vuestra casa, ya que se inundará de hojas caídas, tierra, etc. Así que tendremos que tratar de tener un mantenimiento continuo de nuestra azotea y no dejar que la suciedad se incruste. El suelo y las paredes son las superficies que se ven más afectadas.

Las baldosas de barro cocido son el material más elegido en el caso de las azoteas. Se trata de un material rústico y desnivelado, pero que otorga un aspecto bonito y acogedor. Te dejamos algunos consejos de cómo limpiar la azotea:

  • Con agua y lejía: Para quitar las manchas, tendremos que limpiar el suelo con agua y lejía sin necesidad de frotar demasiado. Una vez tratado el suelo, pasaremos a aclarar el suelo.
  • Limpiar las baldosas con agua y vinagre: Con estas opción eliminamos las manchas pero no tenemos que aclarar finalmente el suelo con agua.
  • Limpiar las baldosas con aceites vegetales: Esta alternativa de tratar las baldosas es bastante efectiva. Por ejemplo, el aceite de linaza sirve para retener la humedad. Lo usaremos con un baño y tendremos que dejar que absorba de forma natural. Este producto es bueno para el impermeabilizado e igualmente para el brillo.
  • Limpiar las baldosas con ceras nobles: Aquí trataremos de diluir en un cubo una proporción de algún producto especial para este tipo de suelos realizado con ceras nobles de origen vegetal. Es aconsejable pasar primero la fregona escurrida. Por último, dejaremos secar al aire libre. Es conveniente repetir esta operación una vez por semana.

Ya hemos visto el suelo, pero hay más cuestiones para saber cómo limpiar la azotea. Las paredes de las azoteas normalmente están realizadas en ladrillo cara vista. Os vamos a revelar un truco: tenéis que limpiar las paredes regularmente. Sí, lo sabemos, no es algo nuevo ni novedoso pero es la única fórmula para mantener limpia esta superficie. Pero no solo os vamos a dar ese consejo, ahí van otros dos:

  • Eliminar las manchas blancas en ladrillos con vinagre blanco: Este tipo de manchas son las más comunes. Para eliminar estas manchas blancas, basta con humedecerlas con un trapo empapado de vinagre y dejarlo reposar sobre las manchas y enjuagar al rato. Repetir si fuera necesario hasta que la mancha desaparezca.
  • Eliminar las manchas de grasa en ladrillos con detergente: Para eliminar las manchas de grasa o suciedad, tendremos que diluir agua tibia con un poco de detergente en polvo (aseguraos de que no lleve blanqueante) o un chorrito de detergente para lavaplatos, ambos son buenos para este tipo de limpieza.

Esperamos que os sea de ayuda el artículo.